El Blog

Calendario

<<   Julio 2017    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

JULIO MIRABELLA

Y HOY SE NOS MUERE LA AMISTAD...

Por Viviana Álvarez - 17 de Octubre, 2006, 0:16, Categoría: JULIO MIRABELLA

Y hoy se nos muere la amistad

 

 

No se bien porque hoy y no ayer o mañana, tal vez porque entiendo que ya "no siento siquiera ganas de hablar con vos" y si quiero hablar con vos, es sobre todo esto, y nuestra amistad ya no esta presente y no es por ser melodramático, sino porque estoy demasiado triste y a la vez cansado para esconderlo, sí, escondí demasiado tiempo y demasiadas cosas, porque no te gustaba oírlas y mucho menos saberlas o entenderlas. 

 

Hoy se nos muere la amistad y se muere un pedacito del corazón, donde siempre te tuve, a pesar de que sabía que esto no iba a ningún lado y no tenía salida airosa. No espero que entiendas, siempre tuve el modo más retorcido de decir las cosas y vos el modo más aniñado e inocente para entender lo que te digo o mejor dicho te dije.

 

Hoy me vuelvo a morir pero por última vez, porque morí varias veces desde que te conocí, pero no te preocupes lo que mato de mí es sólo mi forma de ser con respecto a vos.

 

Quisiste que te amaran y yo te amé; después quisiste que fuéramos amigos así que mate mi amor por vos y fui tu amigo, de verdad estaba ahí cuando me necesitaste y sin embargo esto no te alcanzaba, así que me volví casi tu sombra pero sólo conseguí sufrir más. Tu atención hacia mí era justamente eso, la atención que le prestabas a tu sombra, pero no te culpo por nada, siempre supe como terminaba esto, "así",  justo así; por eso soy el único culpable de haber sufrido por seguir intentando cambiar tu destino y mi destino.

Seguí pensando o idealizándote, como si vos fueras la mujer de mi vida y yo pudiera ser alguna vez el que te diera todo para vos ser feliz, pero siempre fui así y vos sos y seguirás siendo así.

 

Sí, yo te amé después te quise, pero hoy ya no siento, salvo que no te conozco. Amigos te sobran, al igual que pretendientes y podés vivir sin mí al igual que yo sin vos.

Tal vez alguna vez nos pensemos. Si bien ahora creo que es más fácil echarle la culpa al otro por los errores propios, no voy a culparte a vos por mi sentir; yo siento, vos también, solo que yo sentí por vos y no al revés.

 

Ojalá la vida te de siempre alegrías y compañía buena en las tristezas, que nunca te sientas sola, voy a pedirle a Dios que ponga más de un ángel de la guarda para que te cuide y te lleven por buen camino.

Que te toque vivir una vida plena. Que alcances los cien años y los pases; siempre con buena salud. Cuando llegue el final de los tiempos que tu partida sea digna y la muerte te glorifique. Que seas muy querida por los que te rodeen y te extrañen hasta el final de sus días.

 

Por mi parte voy a tratar de disfrutar la vida lo más que pueda, sabiendo que hice todo a mi alcance, que fui pleno en la entrega para con vos y tu familia; así como con mis amigos y seres queridos.

 

Sí, así hoy se nos muere la amistad, de hambre de cariño y entendimiento, tal vez porque perdonamos más de lo debido.

Sí, sé que es difícil estar bien conmigo, por eso no te participo de la culpa. Sé lo que soy y como soy: “complicado”. Pero bueno es lo que hay, lo que venía dentro de este paquete.

 

Ya no me preocupo por dejarte a la buena de Dios, vas a estar bien, tan bien que nunca te va a faltar amor, cariño, amistad y compañía, que es lo necesario para vivir feliz.

 

Nuestros caminos se cruzaron por algún tiempo y le doy gracias a la vida, me sirvió para aprender muchas cosas, me ayudó a salir de una gran tristeza en su momento.

Y si hoy no nos queda nada, es señal de que hay que remontar vuelo y seguir viviendo, seguir adelante, seguir creciendo, no?

Me hubiera encantado verte ser la madre de mis hijos, seguro vas a ser una gran madre y vas a intentar ser una buena esposa, buena suerte para vos y él; sea quien fuere que le toque tal gracia.

 

Me despido y te dejo con un montón de recuerdos bonitos de nuestro tiempo, un abrazo fuerte desde lo mas profundo de mí.

 

PD: Siento mucho no haber hablado claro cuando debía y tener que tomar esta decisión por los dos.

 

PUBLICADO EN POEMAS EN AÑIL Nº 91 DEL 09/10/2006

Permalink :: 32 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)