El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

13 de Agosto, 2006

EL MERCADO DE BOR, SIEMPRE ALLÁ, AMARRA TU ASNO AL DINERO

Por Niniane - 13 de Agosto, 2006, 20:24, Categoría: ÜZEYIR LOKMAN CAYCI

El mercado de Bor, siempre allá,

amarra tu asno al dinero

 

No se vende alfarería quebrada:

Busca los negocios rentables.

Con la espalda gibosa,

tu esposa Zara hilvana la lana.

No permitas que tus hijos famélicos

y tus animales ansiosos de forraje

te produzcan pesar.

La plaza del mercado de Bor, siempre allá,

amarra tu asno al dinero.

Vende la  mercancía,

gana dinero:

No vayas a Niğde…

 

No pierdas la esperanza

en la plaza del mercado de Bor.

Que oyendo tu voz,

los compradores digan:

“Halil aún sigue aquí…”

Véndeles las manzanas arrancadas de las ramas:

Ellos las consumirán todas.

 

 

 

La plaza del mercado de Bor, siempre allá,

amarra tu asno al dinero.

Vende la mercancía,

Gana dinero:

No vayas a Niğde…

 

No dejes que la indiferencia te consuma,

haz a un lado los negocios trucados,

no permitas más que las acrobacias de toda suerte

fatiguen tu mente.

La plaza del mercado de Bor, siempre allá,

amarra tu asno al dinero.

Vende la mercancía,

gana dinero:

No vayas a Niğde…

 


PUBLICADO EN POEMAS EN AÑIL Nº 7 DEL 30/03/2004

Permalink :: 13 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

EN PAZ

Por Niniane - 13 de Agosto, 2006, 20:21, Categoría: MACO ALVAREZ

Me gusta

la soledad, que hoy me acompaña

El aroma

De las rosas, me invade

El sol

Me llega,  a través de los cristales

El silencio

Cortado solo, por el trinar de un pájaro

La serenidad

De mi cuerpo cansado, que reposa

La mente

Poco a poco, va quedando vacía

Los pensamientos

Son ahora, solo dulce fantasías.

 

                                            

PUBLICADO EN POEMAS EN AÑIL Nº 6 DEL 16/03/2004                                          

Permalink :: 28 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

DIVAGUE

Por Niniane - 13 de Agosto, 2006, 20:17, Categoría: JUAN MARTÍN CHAILE

 

 

Una patota me reprochó haber olvidado aquel Lanús.

- Dejate de embromar!- me dijeron. -Regresá con nosotros al menos por un ratito-

Y, ¿quieren saber quiénes integraban aquella “banda”?. Se los diré para que se cuiden: los fantasmas.

Si, los benditos fantasmas que me rodean con un frenesí  histórico, cuando me invade la nostalgia.

Tanto me hincharon que me convencieron y cambié lo que quería expresar en el programa por un divague.

¡Ojo!, culpa de los fantasmas. Me influenciaron y ya me estoy retrotrayendo a otras épocas e imágenes.

Película sin coordinación previa, tal vez olvide o confunda algunas escenas. ¡Bueno! me están obligando. ¿Y qué escucho? Los Beatles, que surgen mágicos de la disquería San Miguel y Calvi en la  calle Ituzaingo, a pocos metros de  29 de septiembre, donde está ubicada una sucursal de  Grandes Tiendas Santa Rosa.

¿Qué esos comercios ya no existen? ¿Qué el viejo edificio fue demolido y ese sector modernizado?

Si, pero como los convencen.

Ellos juegan con sus pantalones Oxford... mejor dicho, jugamos. Aclaro que son, somos, fantasmas cincuentones y por tanto, muy infantiles.

De pronto, y torpemente chiquilines se escapan con el riesgo de resbalar en los adoquines de 29 de septiembre o tropezar con las vías de los tranvías.

¡Ellos me metieron en el baile y juntos continuaremos el viaje nostalgioso, la película desordenada!

Trepan al tranvía 51. logro alcanzarlos, pero en ese instante desaparecen y me dejan solo, mientras el rechinar del 51 me lleva a la curva. ¡Ah, perdón!. Actualicémonos, hacia Centenario Uruguayo y Eva Perón.

Entristecido por la soledad, observo el trayecto desganado, mientras el molesto ruido se encamina lento hasta que llego a la Plaza de Villa Obrera y me bajo.

¿Por qué lo hice?. Que se yo. Tal vez en mi dormida inconciencia recordé a una chica que estudiaba en el Colegio Cristo Rey, con quién bailé a los saltitos en el club Lanús al compás de Ritmo Africano, de Bert Kemfex.

¡La pucha como pasa el tiempo!.

Retorno al relato. Tomo el tranvía de regreso. Los fantasmas no pueden haber ido lejos, son excesivamente lanusenses. Esta vez no miro desganado el paisaje. Quiero encontrarlos, y se que los voy a hallar mientras sigo hurgueteando en mi memoria. Bajo en 9 de Julio y Guidi. Me estremezco. Allí están los fantasmas, pero se han unido a una verdadera multitud y juntos hacen jueguitos con cientos de pelotas, mientras el “nene” Guidi los lleva lentamente hacia la izquierda y la alegría es total.

 

Las nubes se abren para sumarse al jolgorio del fútbol, mientras el ángel Guidi los empuja con calidad a su verdadera morada, la cancha del granate. Todos revolotean, hasta los escépticos. El “nene” juega el mejor partido de su vida junto a los ángeles, fantasmas y mortales.

De pronto, la magia se vuelve infinita y otra vez quedo solo. Allí esta  el cine 9 de Julio. ¿Qué ya no existe?, ¡si!. Aún alberga a raboneros, con sus butacas testigos de amores florecientes.

Camino hasta encontrarme otra vez con la estación. Miro el reloj, debo regresar al presente. Los fantasmas, desde el aire, me gritan si estoy loco, falta mucho por recorrer. Sí, tienen razón. Mientras tanto, descansemos.

 

 


                  PUBLICADO EN POEMAS EN AÑIL Nº 4 DEL 17/02/2004

Permalink :: 40 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

CARTA A DIOS

Por Niniane - 13 de Agosto, 2006, 20:14, Categoría: IRISHMAN

 

Cuando la gente me molesta, la ira me invade y la tristeza se adueña de mi; pienso mucho en vos.

Cuando el rencor se hace carne en mí, y las cosas que no puedo cambiar me enfurecen hasta el punto en que comienzo a azotar las puertas, a lastimar mis puños contra las paredes; a patear todo lo que se cruza en mi camino; me remito a tu imagen que esta siempre ahí en mi cabeza condicionando mi vida; aplacando la maldad de mi ser.

Sabés cuanto pienso en vos, sabés que aunque estemos peleados, sos la única razón para que no cometa los crímenes que el corazón sugiere.

Esas voces en mi interior, me recuerdan lo feo que soy por fuera y lo oscuro que llevo dentro.

Hoy todo me molesta y ni la música clásica calma este dolor, esa falta de vos, esa gracia divina que tiene el resto pero que en mí olvidaste.

Yo no se cuando va a ser mi tiempo o si dentro de un rato esto cambia o acaba, pero se que te necesito, que día a día minuto a minuto siento que voy a perder el control y vienen a mi sus caras salpicadas de rojo y ya no quiero lastimar nadie más, porque esto es entre nosotros; los demás son sólo títeres que ocupan un lugar en la historia, nada tienen que ver con mi pena.

Espero que  ahora entiendas el porque de mi rezo lloroso y mi agonía continua, sólo te pedí amor algo que nunca llegó, pero no te aflijas, mi alma no la voy a vender, las ofertas del otro no me convencen.

Por último te pido que un día me llames y nos encontremos a tomar un café en donde vos quieras, para que charlemos y arreglemos nuestras diferencias, porque creo que es la única manera de que mi alma descanse en  paz.

 

Te mando un abrazo fuerte.

                                                                                                                                                                         Yo.

 

 

PUBLICADO EN POEMAS EN AÑIL Nº 1 DEL 22/12/2003

Permalink :: 25 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)